redes
La virtualización se ha convertido en nuestros días en una herramienta indispensable en casi todos los ámbitos. Tanto en el mundo empresarial como para los usuarios domésticos la virtualización lo está invadiendo todo porque aporta numerosas ventajas como el ahorro de costes energéticos, de hardware y de mantenimiento aumentando la capacidad de sus servidores actuales, permitiendo consolidar en un servidor fisico varios servidores virtuales.

Una plataforma de virtualización es un conjunto de software y hardware que simula la ejecución de equipos o sistemas operativos distintos a los reales. Esto se consigue ocultando las características físicas de la plataforma real y proporcionando otra plataforma abstracta y simulada.

Tipo 1 (nativo o baremetal): Software que se ejecuta directamente sobre el hardware real del equipo para controlar el hardware y monitorizar los sistemas operativos virtualizados. Los sistemas virtualizados se ejecutan en otro nivel por encima del hipervisor. Para este fin Soporte Externo ha optado por trabajar con la plataforma VMWare ESX Server.

Tipo 2 (hosted): Aplicación que se ejecuta sobre un sistema operativo convencional (Linux, Windows, MacOS) para virtualizar sistemas. De esta forma la virtualización se produce en una capa más alejada del hardware si lo comparamos con los hipervisores de tipo 1. Lógicamente esto hace que el rendimiento sea menor en los hipervisores de tipo 2.